Autorizan al barco de Guardia Costera con 67 inmigrantes a atracar en Sicilia

El atraque del barco militar italiano era bloqueado por cuestiones de seguridad por el ministro del Interior

"No daré la autorización hasta que no tenga garantías de cara a la seguridad de los italianos

Roma, 11 jul (EFE).- La patrullera “Diciotti” de la Guardia Costera italiana con los 67 inmigrantes transbordados de un barco privado, que los rescató frente a las costas de Libia, finalmente atracará en el puerto de Trápani, en Sicilia, según pudo saber EFE. El atraque del barco militar italiano era bloqueado por cuestiones de seguridad por el ministro del Interior, Matteo Salvini, al explicar que entre estos inmigrantes hay “gente que ha agredido y amenazado y que no tienen que terminar en un hotel sino en la cárcel”.

“No daré la autorización hasta que no tenga garantías de cara a la seguridad de los italianos y que estos delincuentes, que no son refugiados, terminen por un tiempo en la cárcel y lo antes posible repatriados a sus países”, explicó Salvini.

La negativa de Salvini produjo malestar entre miembros del Gobierno, formado por la Liga y el Movimiento 5 Estrellas (M5S), al bloquearse la entrada en puerto a un barco italiano y además de la Guardia Costera. Finalmente, la autorización llegó del Ministerio de Infraestructuras, que es el que tiene el poder de decidir el desembarque y el barco ha puesto rumbo a Trapani.

Los 67 inmigrantes fueron rescatados el lunes por el barco privado italiano que trabaja para una petrolera el Vos Thalassa al que Interior en un primer momento no concedió un puerto para atracar, ya que se les acusó de haber intervenido cuando estaba ya llegando la Guardia Costera italiana. Finalmente los inmigrantes fueron transbordados a la nave Diciotti de la Guardia Costera italiana después de que algunos “ponían en peligro la vida de la tripulación”, según explicó el ministro de Transportes, Danilo Toninelli.

Toninelli ya había asegurado ayer que el barco atracaría en Italia.

La ministra de Defensa, Elisabetta Trenta, defendió en una entrevista publicada hoy en el diario Avvenire que “el camino no es cerrar los puertos”. Por su parte el vicepresidente y líder del M5S, Luigi di Maio, dijo que aunque “no quiere otro titular contra el ministro del Interior, no se puede imaginar que se cierre un puerto a un barco italiano”. No obstante, Di Maio añadió que comparte la “perplejidad” de lo que está sucediendo en el Mediterráneo. EFE

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies