Unas 7.000 personas protestan en Israel contra ley de identidad judía

La líder del partido de izquierdas Meretz, Tamar Zandberg, acusó al Gobierno del primer ministro, Benjamin Netanyahu, de usar la ley para desviar la atención de los israelíes de la extrema situación en Gaza y aseguró que lo único que puede ofrecer el Ejecutivo son "leyes racistas".

Jerusalén, 15 jul (EFE).– Alrededor de siete mil personas se manifestaron anoche en Tel Aviv para protestar contra el proyecto de ley conocido como “Estado-Nación” que protege el carácter judío del Estado de Israel y que ha recibido críticas por considerarlo “discriminatorio”.

Los manifestantes participaron en lo que se denominó “una protesta de emergencia” y marcharon desde la plaza de Rabin hasta el cruce de Dizengoff con Bar Giora, donde se sucedieron los discursos contra el proyecto legal “racista, discriminatorio”, denunciaron, que se tramita en el Parlamento israelí (Knéset), informó hoy el diario Haaretz.

“En un Gobierno que ha perdido toda la vergüenza, que teme a su propia sombra, la mayoría pisotea a la minoría, la legislación es racista y el espacio democrático está bajo amenaza constante”, rechazó durante la protesta Ayman Odeh, diputado árabe nacionalidad israelí de la Lista Unida.

La líder del partido de izquierdas Meretz, Tamar Zandberg, acusó al Gobierno del primer ministro, Benjamin Netanyahu, de usar la ley para desviar la atención de los israelíes de la extrema situación en Gaza y aseguró que lo único que puede ofrecer el Ejecutivo son “leyes racistas”.

Este viernes la delegación de la Unión Europea (UE) en Israel dijo que respeta el debate interno existente en el país sobre el controvertido proyecto de ley, después de que el embajador europeo fuera convocado por críticas a su contenido, que según el canal de televisión Hadashot dijo “huele a racismo”. La UE sostuvo que “la forma en que Israel elige definirse a sí mismo es un asunto interno que Israel debe definir”, valoró “el compromiso” del país con “los valores compartidos de democracia y derechos humanos”, y deseó que esos valores no se pongan en cuestión “o se los amenace”.

El presidente de Israel, Reuvén Rivlin, pidió esta semana enmendar parte del contenido de la polémica normativa por “discriminatoria”, en particular, la cláusula 7b que ampara la creación de comunidades en el país compuesta por razón de fe o de origen. La ley “Estado-Nación” introduce por primera vez el carácter judío del país en una Ley Básica, con rango constitucional, y establece el derecho a la autodeterminación en exclusiva del colectivo judío.

Esta denominación se había evitado mencionar en la declaración de Independencia de 1948 por la oposición de algunas corrientes judías. El jueves, Netanyahu defendió por “derecho de la mayoría” la iniciativa, que está previsto se vote durante este verano. EFE

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies