ONG piden la libertad del activista chino Qin Yongmin, condenado a 13 años

"El único 'crimen' de Qin Yongmin fue organizar un grupo de supervisión de derechos humanos para impulsar pacíficamente reformas en China"

Qin, de 64 años, es considerado uno de los disidentes más veteranos en China.

Pekín, 12 jul (EFE).- Organizaciones de derechos humanos pidieron hoy a las autoridades chinas que liberen al veterano disidente chino Qin Yongmin, condenado ayer a 13 años de prisión por un delito de “subversión”, y pidieron a la ONU que actúe ante lo que consideran una violación de las normas internacionales de derechos humanos.

“El único ‘crimen’ de Qin Yongmin fue organizar un grupo de supervisión de derechos humanos para impulsar pacíficamente reformas en China”, dijo en un comunicado la directora de Human Rights Watch (HRW) en China, Sophie Richardson.

Ayer, un tribunal de la ciudad de Wuhan, capital de la provincia de Hubei, lo declaró culpable de un delito de “subversión al poder del Estado” -frecuentemente utilizado por el Gobierno chino para encarcelar a disidentes-, por el que fue condenado a 13 años de prisión y privado de sus derechos políticos durante tres años. HRW pidió al Gobierno chino la puesta en libertad “inmediata e incondicional” de Qin, debido a que la acusación es “injusta” y la condena “terriblemente dura”, lo que demuestra “el desprecio del gobierno chino por los derechos humanos”.

Qin fue uno de los fundadores del Partido Demócrata de China, prohibido por el régimen comunista poco después de crearse, y a lo largo de su lucha en la defensa de los derechos humanos ha pasado un total de 22 años en prisión o con privación parcial de su libertad. La organización Defensores Chinos de los Derechos Humanos (CHRD) también criticó la condena contra Qin, que consideró “injusta” y “arbitraria”, y apeló a expertos de Naciones Unidas a tomar medidas para exigir al régimen comunista su puesta en libertad.

“El Gobierno chino ha vuelto a profanar las normas internacionales de derechos humanos, que China tiene la obligación de defender como miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU”, denunció CHRD en un comunicado. Durante el juicio, las autoridades le negaron sus derechos básicos, entre ellos el derecho a un abogado sin “interferencia política”, según la organización, que también denunció que ayer se impidió a su familia el acceso a la sala durante la lectura de la sentencia y la policía detuvo a varios de sus seguidores.

“Castigando con tanta dureza a Qin Yongmin, el gobierno de Xi Jinping está enviando más señales de que está decidido a aplastar a las ONG de defensa de los derechos humanos y la sociedad civil en el país”, alertó CHRD. Qin, de 64 años, es considerado uno de los disidentes más veteranos en China, ya que en 1979 ya participó en movimientos pro democracia en su ciudad, Wuhan, y lideró una publicación con ideas reformistas llamada “Campana”. EFE

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*